Sevilla: Mil ciudades en una

La figura de Hércules la acercó a la mitología. La temprana presencia griega y fenicia demostró su valor comercial. La herencia cartaginesa y romana asentó  sus cimientos. El legado musulmán la dotó del exotismo árabe. El pasó a la corona de Castilla marcó su evolución. El descubrimiento de América la convirtió en el puerto del Nuevo Mundo. El siglo XIX la hizo testigo de excelencia del fin del imperio colonial. La Exposición Universal de 1992 le dio un aire de frescura e innovación… El resultado: Sevilla, una ciudad que fue